Inicio Deportes El peor futbolista de la historia

El peor futbolista de la historia

49
0
COMPARTIR
Foto destacada - El peor futbolista de la historia

Habitualmente en reuniones con amigos, colegas o incluso en el trabajo, comentamos los goles del domingo, las jugadas de Messi, y un montón de genialidades que nos entrega el fútbol cada día. Es así también como opinamos sobre la calidad de los jugadores y criticamos aquellos bochornos que han protagonizado distintos jugadores del fútbol mundial. Sin embargo, ¿nos hemos preguntado alguna vez sobre quién será el peor futbolista de la historia del fútbol? Se sabe que el fútbol es uno de los deportes más subjetivos que hay, por lo que ─de los miles o millones de jugadores que han pasado por la historia del fútbol─ definir al peor, cuesta. Más de alguna vez mirando la televisión opinamos al respecto porque no nos gusta la forma de jugar de algún futbolista, pero sin embargo, hay casos que nos harán repensar sobre quién es realmente el peor futbolista de la historia. A continuación te presentamos un hito muy particular que hasta el día de hoy recuerdan los fanáticos ingleses.

Nota 5 - Foto 1 - Al° D°a

Este hito ocurrió en Inglaterra en el año 1996. Allá lo recuerdan de manera vergonzosa al tratarse del único “futbolista” que jugó en la Premier League sin realmente ser futbolista. ¿Cómo? Así es, si bien hay casos como los de Jamie Vardy, quien antes de ser goleador del fútbol inglés, se dedicaba a la pesca, Vardy comenzó jugando en cuarta división. Muy por el contrario de “Alí Día”, un “futbolista” senegalés que fichó en el Southampton por el técnico Graeme Souness. Era un fichaje desconocido, sin embargo en las prácticas nada haría sospechar que se trataba de un impostor. Se decía que en los entrenamientos corría a saltitos como un “bambi”. Sin embargo, a pesar de todo, el entrenador no le daba la oportunidad en el equipo. Pero un día, el 23 de noviembre de ese mismo año, sería el día del debut de Alí Día. Tras la lesión de la figura del Southampton y la falta de jugadores en el banquillo para suplir la posición, Graeme Souness optó por el senegalés. Con la número 33 en su espalda, saltó a la cancha en la primera media hora del primer tiempo, acaparando las miradas de todo el estadio. Lo que se vio ese día, fue un completo bochorno. No había técnica, físico, actitud y ni un poco de ordenamiento táctico; todo quedó al descubierto. Fueron tan sólo 44 minutos para que el entrenador se arrepintiera de haber hecho ingresar a Alí Día, y lo sacó.

Tras la vergonzosa actuación de aquel día, el técnico Souness fue llamado a dar explicaciones a la dirigencia del club, mientras que Alí Día, no apareció a entrenar y no se supo nunca más de él en el fútbol inglés.

Entonces, ¿cómo llegó a la Premier League si no era futbolista? Bueno, se dice que en ese año mientras el Southampton pasaba por un mal momento en la Premier League, en Italia, los fanáticos del Milán disfrutaban de los goles de George Weah, un recordado crack que un año antes había ganado el Balón de Oro entregado por la FIFA. El goleador, al parecer tenía influencia sobre el entrenador del Southampton, por lo que tras la crisis que vivía el equipo inglés en ese entonces, el goleador del Milán le recomendó a su primo Alí Día para que fichara por el equipo. Fue así como el senegalés recaló en el Southampton a través de un contrato corto que lo pondría, impensadamente, en la historia de la Premier League, aunque bien, no como muchos futbolistas les gustaría. Aunque pensándolo fríamente ¿a quién no le gustaría jugar aunque sea solo un partido de la liga más competitiva del mundo?

Deja una respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Please enter your name here