Invertir en monedas virtuales

¿Conoces las criptomonedas más famosas que existen?

El Bitcoin y las otras criptomonedas han alcanzado nuevos niveles de popularidad en el último año, pero siguen siendo un misterio para muchos inversores.

Con la aparición constante de nuevas “monedas”, es difícil saber a qué merece la pena prestar atención y a qué no.
Mientras tanto, las grandes empresas se suben al carro: Tesla anunció a principios de este año que los clientes podrán comprar vehículos con bitcoin. La plataforma de pago digital Square (SQ) y PayPal (PYPL), que también es propietaria de la aplicación de transferencias Venmo, ahora también permiten a los clientes utilizar criptomonedas.

Clasificadas por su capitalización de mercado en dólares estadounidenses, las mayores criptodivisas del mundo son bitcoin, Ethereum, Binance Coin, XRP y Tether, según CoinMarketCap.

Bitcoin

Bitcoin es el pez más grande y reconocido en el mar de las criptomonedas, con una capitalización de mercado de más de 1 billón de dólares.

Creada de forma anónima en 2009, la moneda digital funciona con la tecnología blockchain, otra palabra de moda de la última década. Básicamente, la cadena de bloques es un sistema de contabilidad descentralizado en el que se almacenan los registros de las transacciones.

Esa es una diferencia clave entre el bitcoin y las monedas fiduciarias tradicionales, como el dólar estadounidense o el euro, que están controladas por los bancos centrales. El bitcoin ha alcanzado un récord de 63.000 dólares por unidad este mes, lo que lo convierte en la criptomoneda más valiosa con diferencia.

Parte del valor del bitcoin viene determinado por el número finito -21 millones- de monedas que pueden crearse. No todas las monedas están en circulación, y los “mineros” de bitcoin utilizan ordenadores para resolver complejos rompecabezas y crear un nuevo “bloque” en la cadena. Este proceso es recompensado con bitcoins, aunque la recompensa se reduce a la mitad cada 210.000 bloques minados. Estos eventos de “reducción a la mitad” han provocado en el pasado volatilidad en el precio del bitcoin.

Ethereum

Ethereum es un software de código abierto basado en la cadena de bloques, que tiene su propia criptomoneda llamada Ether. Es la segunda mayor moneda digital por capitalización de mercado, con casi 300.000 millones de dólares.

El software se creó con la idea de ampliar el uso de la cadena de bloques más allá del bitcoin y utilizarla en aplicaciones más amplias, lo que la convierte en algo más que una “simple” criptomoneda. El suministro de éter no tiene límite y se crean constantemente nuevos tokens mediante un proceso de minería similar al del bitcoin. Ha alcanzado un máximo histórico de más de 2.500 dólares, según datos de CoinDesk.

Binance Coin

La tercera criptomoneda más grande, con una capitalización de mercado de casi 90.000 millones de dólares, Binance Coin es una bestia un poco diferente. La Bolsa de Binance es la mayor plataforma de criptodivisas por volumen negociado, y creó Binance Coin, o tokens BNB como medio de pago de las comisiones en su plataforma. Tiene un tope de 200 millones de tokens, pero los tokens se destruyen regularmente -o se “queman”- para reducir la oferta total y estabilizar su valor con el tiempo.

Otra diferencia de Binance Coin es que sólo puede cambiarse por otras criptodivisas. Recientemente, Binance contrató a Brian Brooks, el jefe interino de la Oficina del Contralor de la Moneda durante los últimos años de la administración Trump, para dirigir su negocio en Estados Unidos.

XRP

XRP es la moneda digital de la plataforma de pagos Ripple. Lo bueno de Ripple es que cualquier moneda -digital o no- puede cambiarse por otra. Esto significa que los usuarios pueden pagar a alguien en bitcoin sin poseer bitcoin, simplemente utilizando XRP como puente entre la moneda que poseen y la que su destinatario quiere recibir. Esto lo convierte en un medio de pago muy rápido.

Los bancos también se han puesto al día: Bank of America (BAC), Banco Santander (BCDRF) y PNC Financial Services (PNC) se han asociado con Ripple. Además, XRP no funciona en la cadena de bloques, sino en una estructura de datos llamada HashTree, lo que la diferencia de otras monedas digitales. No se puede minar, y su número total de monedas está fijado en 100.000 millones.

A pesar de la oferta finita, el coste unitario por token de XRP sigue siendo bastante bajo, con su máximo histórico en 3,40 dólares, según datos de CoinDesk. Su capitalización de mercado está justo por encima de los 60.000 millones de dólares.

Tether

Tether completa el top cinco de las mayores monedas digitales, con una capitalización de mercado de casi 50.000 millones de dólares.

Es un ejemplo de lo que se denomina “moneda estable” porque está vinculada al dólar estadounidense. Esto mantiene a Tether relativamente estable en comparación con otras criptodivisas, que pueden ser muy volátiles. Cuando se creó por primera vez en 2014, el valor de cada token se fijó en 1 dólar. El máximo histórico de Tether fue de 1,32 dólares, según datos de CoinDesk.

Mención de honor: Dogecoin

Dogecoin comenzó en 2013 como una broma basada en un meme viral de perros. Su capitalización de mercado creció brevemente hasta superar los 40.000 millones de dólares y compite con Tether por el puesto número cinco en la lista de las mayores criptomonedas. Así son los tiempos.

La popularidad y el valor de la moneda digital se dispararon el año pasado, cuando el valor del bitcoin subió y el CEO de Tesla, Elon Musk, tuiteó repetidamente sobre ella. Solo este año, su valor se disparó más del 7.800%, según datos de CoinDesk. Incluso superó brevemente al XRP como la cuarta criptodivisa más grande por capitalización de mercado en abril.

También es popular entre los usuarios de Reddit, que han adquirido un papel notorio entre los inversores minoristas tras el ascenso y la caída de las acciones del minorista de juegos GameStop (GME).
Dogecoin alcanzó su máximo histórico a mediados de abril, con 0,43 dólares. Así es, la moneda sigue siendo súper barata.

Ahora hay 129.000 millones de monedas en circulación y cada año habrá nuevas para minar. Eso es lo que mantiene el valor de cada moneda relativamente bajo – especialmente comparado con el bitcoin, que es un recurso escaso en comparación.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Scroll to Top